PORTADA EXFOLIACION N (1)

La Purificación del rostro es el segundo paso del Ritual de Juventud y asegura una regeneración efectiva. Al permitir que la piel esté más permeable a absorber los nutrientes y principios activos, de los productos hidratantes,  humectantes o de rejuvenecimiento. Sintiendo la piel super fresca, fina y luminosa.

Hacernos una Exfoliación regular en el cuerpo y en el rostro es quizá uno de los pasos mas sencillos, más importantes y a la vez que más beneficios tiene para la piel. Porque ayuda a que las células muertas se desprendan, dejando paso a una piel radiante.

Nuestros Exfoliantes Orgánicos contienen ingredientes vegetales puros, que al aplicarlos mediante un masaje estimulante y drenante, mejoran notablemente el aspecto, la tersura y luminosidad de la piel.

Tras la exfoliación lo ideal es aplicar una mascarilla. Nuestras Mascarillas Nutrientes contienen una alta concentración de principios activos que van a penetrar en la piel en profundidad, mejorando su aspecto de forma rápida y eficaz.

MASCARILLA NUTRIENTE DE TEPEZCOHUITE

MASCARILLA NUTRIENTE DE GRANADA

MASCARILLA NUTRIENTE DE AVENA

EXFOLIANTE BLANQUEADOR

PARA UNA CORRECTA EXFOLIACIÓN

Debemos aplicarnos el exfoliante justo después de la limpieza, únicamente en nuestra rutina de noche. No es recomendable su uso por la mañana, porque la piel se sensibiliza al exfoliarse y la exposición a la luz solar puede empeorar esta condición. Y además porque al dejar expuesta una nueva capa de piel, ésta es más propensa a quemarse y podrían salirnos manchas con mayor facilidad.

La Exfoliación Facial es bueno realizarla una vez a la semana en el caso de las pieles normales, una vez cada 5 días las pieles mixtas o grasas y cada 12 días las pieles sensibles o muy secas.

No recomendamos exfoliarse la piel todos los días, porque la lastimaríamos viéndose irritada y desprotegida.

LA IMPORTANCIA DE EXFOLIAR LA PIEL

Una piel sana se renueva de forma espontánea cada 28 días. Durante este proceso, la capa superior de piel «muere» y da lugar  a una nueva. A medida que pasa el tiempo y nuestra piel va madurando, el ciclo de renovación celular se alarga y las células muertas no se eliminan por completo. Generando una piel visiblemente marchita, apagada y envejecida.

Este proceso conocido como «descamación» es muy regular mientras somos jóvenes, pero se hace más lento e irregular a medida que pasan los años. Esto provoca que las Células muertas se acumulen en la epidermis, impidiendo la correcta regeneración de la piel, la oxigenación y la absorción de nutrientes.

JUNTO CON LA EXFOLICIÓN, UN BUENA MASCARILLA REVITALIZANTE

Nuestras Mascarillas van un paso más allá al estar elaboradas solo con principios activos e ingredientes naturales, frescos y orgánicos

A los pasos, dentro de nuestra rutina de cuidado facial, que requieren aclarado, le sigue la colocación de un TÓNICO. Porque el agua altera el pH natural de la piel generando irritación o sensación de tirantez. El Tónico Hidratante de Rosas ayuda a equilibrarlo, aportando frescura y confort.

.